La boda agridulce del príncipe Pedro Orleans-Braganza, azotada por el covid

ASOCIACIÓN PROFESIONALES DE BODAS ESPAÑA

La boda agridulce del príncipe Pedro Orleans-Braganza, azotada por el covid

En su fiesta de compromiso contrajeron covid la mitad de los invitados, incluyendo el padre de la novia, que fallecía dos meses después, por lo que no ha sido un evento especialmente feliz

Hablábamos hace unos días de dos bodas de esas ‘casi royal’, de familias no reinantes, pero que captan la atención de los medios. Y hay que hablar de otra, también del mismo estilo, pero teñida con algo de tristeza. Porque no ha sido, desde luego, la boda más feliz que los novios habían planeado. El sábado pasado, 3 de julio, contraían matrimonio en Río de Janeiro Alberto Pedro de Orleans-Braganza y Alessandra Fragoso Pires. Dos nombres que podrían pasar desapercibidos -aunque los apellidos del novio den pie a lo contrario- si no fuera por sus familias, de las más conocidas en el país. Él pertenece a la familia imperial brasileña, ya que es el sobrino del actual jefe de la Casa, Luis de Orleans-Braganza. Y ella tampoco se queda corta en apellidos, ya que procede de una familia de magnates y empresarios, pertenecientes a la alta sociedad brasileña y con una fortuna tan importante como sus negocios. Así que, además de un acontecimiento muy interesante para la prensa del país, podemos considerar el enlace de Alberto Pedro de Orleans-Braganza un enlace totalmente royal.

Alessandra y Alberto Pedro, recién casados, con sus familiares. (Redes)

Pero, como decíamos al principio, no ha sido la boda que ellos hubieran querido. Sobra decir que Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia, por lo que se vieron obligados a celebrar su enlace con unos 30 invitados. Una cifra muy alejada, desde luego, de sus planes iniciales. La pareja se había comprometido en marzo del año pasado y había fijado la fecha para octubre. Todo cambió con la llegada del coronavirus, que afectó especialmente a la familia de la novia. La fiesta de compromiso de los novios, que se celebró en el Jardín Botánico de Río de Janeiro, tuvo unos 70 invitados. De ellos, más de la mitad contrajeron coronavirus. El resultado fue el fallecimiento de Rafael Fragoso, padre de Alessandra, después de dos meses en la UCI. También sus abuelos maternos se contagiaron, aunque lo superaron poco después.

Como en toda boda, el estilismo de la novia fue uno de los secretos mejor guardados, ya que no se desveló hasta que hizo su aparición en la iglesia de Nuestra Señora de la Gloria de Outeiro, en Río de Janeiro, donde vive el matrimonio. Ni la situación ni las audiencias hacían la cita muy favorable a la opulencia característica de otras bodas reales, lo que se notó porque escogió un discreto diseño con líneas sencillas y limpias y escote halter. La única nota de color era el ramo de flores, con un enorme lazo en color azul, a juego con la corbata de su ya marido y con los adornos florales de la iglesia.

La parte real del enlace viene porque el novio está directamente emparentado con Pedro I de Brasil y VI de Portugal, monarca que proclamó la independencia de Brasil y se convirtió en su primer emperador. Y aunque lejano, también es descendiente del rey Español Carlos IV. Pero aunque menos históricos y con menos batallas libradas -literal y figuradamente-, tampoco es que sus ascendientes más cercanos y vivos en la actualidad tengan una vida menos interesante. Su padre es un abogado de fusiones y adquisiciones más importantes del país y cuenta entre sus clientes con el banco Bradesco o el magnate mexicano Carlos Slim, una carrera que le ha hecho ganarse el sobrenombre del ‘príncipe fusiones’.

Hijo de Pedro Henrique de Orleans-Braganza y María Isabel de Baviera, renunció a sus derechos sucesorios y a los de sus hijos para poder contraer matrimonio con Maritza Ribas Bockel, su actual esposa y, por tanto, madre del novio. Aunque sí mantiene el título de príncipe de Orleans-Braganza -al igual que sus hijos-, no sucede lo mismo con el de príncipe de Brasil, que lo perdió con su renuncia.

No hay comentarios

Añade tu comentario